domingo, 3 de mayo de 2015

Domingo de reseñas | Rasguños en la puerta.

                En marzo, la escritora Argentina Melisa Ramonda compartió una foto en donde daba la posibilidad de brindar su libro a cambio de una portada. Fue una gran casualidad porque yo había querido comprarlo cuando estaba en buena situación económica (creo que al día siguiente la locura de mi pobreza comenzó. Exagero, obviamente). Y no dudé en enviarme un email eterno diciéndole todas las razones por las que NECESITABA leer su libro. Creo que la asusté, porque después me envío un email llamándome “Lu” y diciéndome palabras que de escritora a escritora… me dejaron muda. Melisa piensa como yo y creo que ahí se ganó un punto a favor.

Me sorprendió un poco que empezará a decirme cual era el error principal de la novela pero fue muy bueno, porque no empecé odiando el error.






Conocí a Rasguños en la puerta gracias a una reseña de +Cynthia Jazmín Romero  y logró algo en mi que no pasaba hace mucho tiempo. Con esa reseña me trasportó a la novela y me quedé con muchas ganas de leerlo. Me imaginé las escenas que Jaz comentaba y quería leerlo con muchísimas ansias. La última vez que me pasó eso fue con Crepúsculo (hace TANTOS años atrás… creo que el 2005), que me imaginé una trama totalmente diferente cuando leí la sinopsis. Obviamente después descubrí que nada tenía que ver con la novela en si y tomé mi propia idea y la reproduje en una novela. Ja. Esas cosas ya no me pasan.

Esta peculiar novela nos trae el mundo de los hombres lobos que no se ponen a correr en cuatro patas (adiós imágenes de Teen Wolf) y todo tipo de sentimientos increíbles. Johanna es una escritora que ha sufrido un accidente en donde perdió a su esposo y al bebé que esperaba. Dadas las circunstancias decidió marcharse a escribir a un lugar muy alejado con montañas y mucha nieve. La vida que todo escritor querría, me hizo sentir un poco que la escritora se vio mucho en Johanna. Pero puede ser que se deba a que le vi un parecido a mi novela “El karma de Shirley” en donde la escritora se basa totalmente en mi. Tendré que preguntarle.

Resulta que una noche Johanna escucha RASGUÑOS EN LA PUERTA (me encanta cuando encuentro el significado de los títulos) y se encuentra con un pequeño lobo-niño rogándole por ayuda. Wow, nada del otro mundo. Cosas que le pasan a todos, ¿no? El pobre niño pide ayuda y Johanna se encuentra con un hombre lobo adulto y una pequeña bebita (siempre se me hizo mucha confusión mental con Sasha. A veces la veía como bebe, a veces como niña. Mi mente jugaba conmigo). Johanna los salva llevándolos a su casa y se introduce en un mundo complicado de los hombres lobos y sus enemigos.

Bien, no les voy a contar toda la novela ahora. Sino toda mi reseña, por lo tanto, si quieres leer es probable que haya spoilers pero los diré.

ME HA ENCANTADO ESTA NOVELA.
Hacia mucho tiempo que no vivía algo así, hacia mucho tiempo que no leía la mitad de un libro largo en un día, hacia mucho tiempo que no me enamorada del personaje masculino, hacia mucho tiempo que no leía una historia de amor ADULTA.
Adultos, adultos por todos lados. Adultos que ya habían tenido sexo, hijos o esposas. Dios, ahora entiendo porque odio tanto las novelas de ahora. Porque soy una adulta y necesito leer libros de adultos. Basta de Young-adult, más tirando a adolescente.
Esta novela habla de muchísimas cosas. No sólo de esta nueva enseñanza con respecto a los hombres lobos que nos enseña la escritora sino también sobre sentimientos. Como saben, yo escribo novelas pero me baso más en los sentimientos y por fin pude sentir que alguien más hacia lo mismo que yo. Melisa describe muy bien los sentimientos de los personajes (aunque en más de una oportunidad temblaban demasiado, jaja) y logra que uno conecte con ellos. Que uno los ame y los lleve en el corazón durante el tiempo que lee. ¿Es posible eso? ¿Para alguien como yo que no tolera nada? Si, es posible.

Quiero felicitar a la escritora en algunas cosas que como escritora noto. Me gustó muchísimo como Johanna era una reacia al principio de la novela, debido a la cantidad de tiempo que había pasado sola. Cada vez que trataba de ayudar a los chicos dudaba y un pensamiento (ahora no tengo la palabra) de persona que vive alejada de los demás. Johanna no es una mala mujer, pero al haber pasado tanto tiempo aislada no recuerda ese tipo de cosas. Me pareció un punto muy bueno que supo llevar. Normalmente en cualquier novela el personaje principal se hubiese cargado la escopeta, las botas y hubiese corrido para salvarlos a todos. Johanna lo hace por instinto, a pesar de esos sentimientos de persona ermitaña  tenía. Me sorprende que no haya tocado demasiado el tema de la depresión, porque se notaba que Johanna estaba en un mundo depresivo hasta que aparecieron los niños y el señor Nikolai.

Con respecto al personaje masculino, tengo que admitir que quedé enamorada. Hacia mucho tiempo que no me pasaba algo así, pero me imaginaba a semejante hombre siendo padre y ufff. Calor. Me encantaba como trataba a Sasha, me daba muchísimo amor y en fin… Me lo imaginé como Thor desde el primer momento, no sé si lo vi en alguna publicación de la escritora pero no podía verlo de otro modo. De hecho, al principio cuando aparece de forma humana me reía sola. Johanna lo describía y de repente “tenia el cabello corto de modo militar” y yo estaba tipo “cállate, Johanna, tiene el pelo largo”.

Mirko me daba muchísimo amor, sobre todo porque conozco el nombre y lo lleva el sobrino de mi prima. Así que me imaginé al niño así al instante, era muy gracioso porque el nene real que nombre es un bebe. Un lio tenía en la cabeza.
Los demás personajes están bastante bien, en mi opinión mi favorito fue NIka. Al principio me mareaba el nombre con Nikolai porque es parecido. Como en ocasiones que me mareaba entre Hans y Han, como la llaman a Johanna.
Me puso muy contenta cuando nombró a la Argentina en más de una oportunidad, espero que pueda escribir un libro de los pumas porque sería bastante interesante de ver. Siempre creí que las historias de lobos en la Patagonia sería muy bueno, teniendo en cuenta cuantas historias existen o mitos.
Lo que no me gustó, porque obviamente algo no me tenía que gustar. Fue lo largo del libro, pero luego entendí que el libro finaliza en ese tomo. Pensé que era una saga y me ponía bastante de mal humor que el libro fuera TAAAAN largo. Como también sentí que al final del libro hay mucha parte demás, en donde pude ver que la escritora quería contar la historia de la familia y seguramente disfrutó más de eso que lo demás.

El romance de Johanna y Nikolai me fascinó porque estuvo muy bien planteado. Desde el primer momento sabes que no pueden estar juntos porque él tiene una mujer muerta. Así. Y a pesar de eso se pudo manejar con una prolijidad hermosa, que no ofende ni siquiera a las personas que seguramente vivieron eso. Me hace recordar mucho a una frase que dijo Damon a Elena en TVD, cuando él trata de besarla de nuevo y ella le dice que no es correcto (porque salía con el hermano). Damon le dice “es correcto, pero no es el tiempo”. Y es totalmente verdad. Ambas parejas están hechas para estar juntas, pero a veces ese tipo de amor necesita esperar el momento justo. Me gustó lo maduro que fue eso por parte de los personajes y de la escritora. Johanna fue una persona sumamente paciente que esperó hasta que Nikolai hizo su suelo y atravesó sus demonios. Aunque si, en casi todo el libro estuvo “BASTA, QUIERO BESO”. (Un beso no hacia daño a nadie en el medio, Melisa, sos mala, eh).

Y por último, pero no menos importante, una de las cosas que amé fue lo que esta escritora brindó en mí. Por más loco que pareciera, dejó sentimientos en mi que pude llevar a mi propia escritura. Ella de casualidad escribe de Rusia, como yo y me enseñó muchas cosas que tal vez sabía pero no había tocado mucho. Sabía que la lealtad es algo muy importante para ellos pero nunca había sabido como interpretarlo y ella me lo demostró. No sólo la lealtad, la familia, el honor o hasta la distancia que toman las personas que no se conocen (en Rusia tienen la mayor distancia personal del mundo).

¿Recomiendo el libro? Por favor, YA ve a leerlo. Robale la tarjeta a tu papá y corre a leerlo porque es una novela que NO DEBES PERDERTE. Es un mundo diferente a todo lo que hayas oído. Olvídate de Crepúsculo, olvídate de Teen Wolf y dile hola a ese nuevo mundo. Y vale comentar que yo ODIO a los hombres lobos, le tomé mucho cariño a estos.
Y si, tengo bloqueo de lector.

Lo mejor: Los personajes, su desarrollo y sentimientos.

Lo peor: Lo largo.

Puntuación: 5 estrellitas.